8 jun. 2012

El león asiático



El león asiático es la única subespecie de león que puede encontrarse actualmente fuera de África.
El león asiático recuerda en todo a sus parientes africanos, aunque se pueden citar algunas sutiles diferencias. Para empezar, es un poco más pequeño y menos corpulento que los leones africanos, rondando los 160 – 190 kg en el caso de los machos y los 110 - 120 kg en el de las hembras. Los machos alcanzan una longitud de 1,70 – 1,80 m de largo más 70 – 105 cm de cola y hasta 1,07 m a la altura de la cruz, el macho más grande registrado en el bosque de Gir medía 2,92 m de largo incluyendo la cola, y tenía un peso de 190 kg. Las hembras, desprovistas de melena, son considerablemente más pequeñas, pues su longitud es de sólo 1,40 - 1,60 m sin contar la cola.
Los leones asiáticos también tienen el pelaje ligeramente más claro, y la melena rojiza y más corta en los ejemplares salvajes, en especial en la parte superior de la cabeza , la melena se prolonga a lo largo del pecho. El mechón de pelo en los codos es más notorio. También hay algunas características únicas en el cráneo que sólo comparten los leones norteafricanos y asiáticos. Y por último, los leones asiáticos siempre poseen un doblez longitudinal en la piel del vientre, característica muy escasa en los leones de África

No hay comentarios: